Otra noche sin dormir 😟

Otra noche sin dormir…ya no recuerdo la última vez que dormi 7 u 8 horas del tirón. Qué duro es esto de ser madre. En mi obsesión por descargar toda mi rabia hacia el mundo no dejo de compararme con otras madres primerizas cercanas a mi y comprobar que el único bicho raro soy yo. Todas están de acuerdo con que te cambia la vida, dejas de pensar en ti misma, es un trabajo 24 horas y que es lo más bonito que te pasa en la vida. Casualmente los bebés de todas son unos benditos que duermen toda la noche del tirón. ¡Qué suerte! Mi bebé duerme peor ahora que cuando tenía 1 semana de vida, se pasa el día con un refunfuño constante que creo que irrita más que un llanto desconsolado y no hay ser humano que le haga dormirse una siesta de más de 30 minutos exactos de reloj.

Pues si señores, es muy bonito ser madre pero también muy duro y muy poco agradecido y reconocido. Sólo las que son madres entenderán el extremo grado de estrés al que podemos llegar después de pasar un día entre llantos, pañales sucios, tomas, paseos…y así sin cesar un dia y otro viendo como aumentan tus ojeras y tu mala leche.

De esta parte nadie quiere hablar. De esta parte tan agotadora y crispante.

Nunca van a entender lo mucho que las mamás valoramos 5 minutos de ducha relajada y en silencio, comer en silencio, cocinar en silencio y DORMIR en silencio.

No van a entender que a pesar de estar al límite de nuestra paciencia no somos capaces a estar 100% tranquilas si no tenemos a nuestros cachorros y que el amor de madre es infinito e inexplicable.

Es lo mejor que me ha pasado en la vida, lo más especial, lo más auténtico, lo más deseado…Pero también es muy duro y deberíamos hablar también de esa parte. Las que todavía no son mamás tienen derecho a conocer todas las partes.

Tienen derecho a saber que las mamás somos humanas.

Eso si, nunca te arrepentirás.

#mibebe #mybabygirl #otranochesindormir #miprincesa #queduroessermadre

Anuncios

Debería ser el cumpleaños más feliz…

Pues parece que por fin me puedo poner a teclear un poco ahora que la peque se ha dormido después de hora y media enganchada al pecho (si,si, hora y media de reloj exacta). Parece también que después de mes y medio haya  encontrado por fin el momento de escribir una entrada en este blog. Ayer leí un artículo buenísimo que decía que nos llenan de vídeos, libros y publicidad de todo tipo diciendo lo maravilloso que es ser madre y tener un bebé pero nunca muestran que puede también ser muy duro, te agotas, te agobias, lloras…y no por ello dejas de querer a tus bebés con locura pero en vez de edulcorar tanto las cosas, un poquito de realidad nos nos vendría mal…

En fin, pues todo esto viene a que hoy he decido que, aunque tenga que quitarme horas preciosas de mi codiciado escaso sueño,voy a ponerme a escribir.

¿Por qué hoy y no ayer o la semana pasada? Porque hoy es mi cumpleaños, mi 27 cumpleaños, el primero con mi princesa bella que es mi hija de 2 meses pero también el primero sin mis dos pilares fundamentales hasta hace unos meses: mis abuelos.

No me gustaría escribir para lamentarme sobre todos los sentimientos que irremediablemente tenemos cuando se nos va un ser querido, porque está claro que no es un plato de buen gusto para nadie. Todos sufrimos mucho, todos recordamos lo buenos que fueron, todos lloramos y todos pasamos el duelo, pero no sé por qué tengo necesidad de contar algunas cosas…

Mi abuela era una señora con unas ganas de vivir infinitas . Una mujer gallega, fuerte, verdulera y encantadora al mismo tiempo. Llamaba la atención y pisaba fuerte por donde iba. Era coqueta y presumida.No la callaba nadie y soltaba lo primero que se le ocurría. Es curioso que lo primero que se me viene a la cabeza cuando pienso en ella es su forma de aferrarse a la vida y su espíritu luchador.

Mi abuelo era un señor con carácter, de ceño fruncido, con unos increíbles ojos saltones verdes. Desde pequeñita me cambió mi nombre original por “kiriko” (aún puedo escuchar su forma de llamarme si cierro los ojos). En mi niñez molaba más que “buelita”porque siempre se reía y nunca me regañaba. Aunque era un gallego de armas tomar, era famoso por su eterna sonrisa. Mi abuela siempre recordaba que lo primero que le llamó la atención de él fue que siempre se reía, siempre, siempre, al principio le molestaba tanta risa decía, pero creo que fue lo que le enamoró de él.

Podría estar hablando de ellos páginas y páginas y no me cansaría nunca pero hoy me apetece decir que ha sido mi cumpleaños y me ha felicitado mucha gente. La mayoría me recordaron que este año no necesitaba regalos, que lo mejor lo tenía en casa, que este año era súper especial porque tengo a mi niña conmigo, que este año disfrutara mucho de mi primer cumple como mami, que este cumpleaños es muy feliz…

Pues no, este cumpleaños no es feliz, para nada en absoluto. Mi conciencia me está matando porque me dice que debería sentirme feliz por tener a mi hija, pero yo ya estoy feliz por tenerla todos los días.Hoy no ha sido un día feliz.Hoy me ha faltado tu llamada emocionada al teléfono y los gritos de buelito sin sentido al cantar el cumpleaños feliz. Hoy no te he oído decir con la lagrimita en el ojo que esperas seguir felicitándome muchos años porque ya no puedes hacerlo. Hoy no me habéis dado un beso, hoy no me habéis abrazado. Hoy he llorado todo el día por ser el primer año que mi teléfono no suena por la mañana. Hoy no habéis estado conmigo en este día que tiene que ser tan feliz.

Debería haber sido el cumpleaños más feliz, eso dicen todos. Pero hoy me he sentido más triste que nunca.

 

20160620_222053

Sueños

Sueños….Maravilloso lugar para refugiarse del dolor y encontrar lo que anhelamos…A veces los sueños son confusos, carentes de significado y borrosos…pero en ocasiones son claros y precisos. Invaden nuestro subconsciente de manera absoluta y se quedan grabados a fuego en nuestro corazón…

Tú eres un sueño, algo inalcanzable, que no se puede tocar pero si sentir con toda el alma hasta que te queda un nudo en la garganta.

Eres un espejismo, que viene y va. Cuando parece que te acercas desapareces y así giras en un bucle continuo donde yo estoy presa y me es imposible escapar.

Hoy tu sueño me ha perturbado el corazón y me lo ha dejado encogido. Mi subconsciente no se conforma con torturarse cada vez que vuelves sino que te llama también mientras duermo. Es todo ilógico, inentendible, imposible y tan fuerte que en cada vuelta revuelves todo mi interior hasta hacerlo explotar.

Frustrada, sabiendo la verdad y sin querer aceptarla…

El poder de la mente 💥

El poder de la mente es infinito. ¿Cómo puede ser que sentimientos, emociones, situaciones que tenías dormidas hace muchos años vuelvan a renacer en un instante?En un microsegundo. En ese fragmento de tiempo donde lo ves, aunque sea a lo lejos y a través de un cristal…de pronto retornas 11 años atrás y te sientes otra vez una niña. Y te tiembla el cuerpo y la sangre te bombea en el corazón con fuerza, recordándote que lo que tú pensabas que estaba enterrado y olvidado, simplemente dormía en un plácido sueño profundo, pero que en menos de un segundo puede despertar e instalarse en tu mente de nuevo. Está claro que lo que nos ha dolido, lo que nos ha marcado, nunca se olvida, simplemente se aprende a vivir sin ello. El otro día me di cuenta. Bastó una pequeña imagen para que mi mente y mi corazón despertaran, la adrenalina me recorriese todo el cuerpo y sintiese que volvía a tener 16 años. 

Aquella adolescente ingenua, alegre, feliz, que adoraba cantar y las películas de amor, que soñaba con bodas y principes azules y que de vez en cuando aún cogía alguna Barbie. Esa chica que ya no veo cuando me miro en el espejo. Ya no veo brillo en sus ojos, ni ilusión ni alegría en su rostro. Aquella mujercita que fue perdiendo la fe en las personas después de muchas decepciones, que dejó en el camino a sus seres más queridos, que dio todo sin recibir nada y todavía no ha aprendido la lección. Esa chica. De aquella chica ya no queda nada.Mira hacia atrás con dolor y quiere volver a recuperar esa ilusión, quiere hacer cosas que le gusten, le inspiren, le llenen… quiere quitarse las espinas que lleva clavadas desde hace tanto tiempo, quiere tenerte enfrente de nuevo para hablar todo lo que se ha callado, quiere respuestas, quiere verdades, quiere volver a tener esperanza…

Esa chica tiene muchas razones para ser feliz, sólo necesita encontrar su camino…

Si pudiera retroceder el tiempo…

Si pudiera retroceder el tiempo….cuántas veces hemos tenido esa frase revoloteando sobre nuestra mente que pareciera que quisiera penetrar en nuestra alma para perturbarnos sin piedad hasta que consigue que un sentimiento de culpa o de arrepentimiento nos invada por completo.

Es imposible no sentirse así en algunos  momentos de nuestra vida. Somos humanos, y como tal cometemos errores. Muchos errores. En un momento podemos pensar que actuamos correctamente y después arrepentirnos y sentirnos los seres más miserables del mundo por haber actuado de esa manera…

Hay muchas frases inspiradoras rulando por la red que citan cosas como “nunca te arrepientas de lo que hagas, en ese momento, hiciste lo que querías…”.Valiosa frase que tengo en mi mente pegada a fuego para no volverme loca muchas veces…

Me hace gracia y admiro la gente que dice que nunca se arrepiente de nada, que siempre miran hacia adelante y nada les perturba su tranquilidad. Que fuerza interior tan enorme tiene esa gente…Yo me tiro de los pelos, yo grito, me lamento, le doy vueltas a la cabeza, me arrepiento, intento decirme frases motivadoras que calmen mi ansiedad y nada, ahí siguen mis errores dándome palizas mentales agotadoras.

Cuándo pierdes a un ser querido, muchos de nosotros nos replanteamos muchas cosas y vivimos un momento de inflexión en nuestra vida. Nos damos cuenta de lo efímera que es la existencia, que tenemos que disfrutar el momento, que no debemos preocuparnos por tonterías, que no tenemos que enfadarnos tanto, que tenemos que ser más felices…Y también pensamos en si nos hemos comportado de la mejor manera con esa persona querida que se ha marchado. Si hemos sido lo suficientemente comprensivos y benevolentes…Yo he pasado muchos días tristes recordando mis últimos días con ella y siento que la he fallado un poco. Era mi gran pilar y la he fallado. Me he enfadado mucho y no supe entender sus llamadas de auxilio en muchos momentos.

Analizándome a mi misma me doy cuenta que cuando paso momentos duros en mi  vida me pongo una coraza enorme para que no me tumbe del todo y aunque sufría desde lo más profundo de mi alma por verla tan enferma y deprimida, e intentaba ir a todos los pseudomédicos de la zona buscando a alguien que me diera alguna esperanza para ella, el miedo me paralizaba. Pude haber ido muchas más veces a visitarla para hacerle compañía, pude haberla escuchado más en vez de decirle que repetía lo mismo muchas veces, pude haberla acompañado más, arropado más…

 En sus últimos meses, recuerdo que una vez hablamos por teléfono y ella entre sollozos repetía que me quería, que la entristecía mucho estar malita y trastornarnos la vida a todos. Lo que yo daría ahora por hablar con ella sólo un minuto más para gritarle cuánto la quiero.

Sólo os digo que disfrutéis de vuestros seres queridos mucho, mucho. Que los apoyéis en todo momento. Aunque siempre habrá cosas que no os gusten, luego esos momentos nunca vuelven, ELLOS nunca vuelven y después sólo nos quedará la pena y la frase “si pudiera retroceder el tiempo”. No dejéis que llegue ese momento y sed felices todos los días, vivir como si fuera el último día en la tierra y llenaos de buenos recuerdos siempre.

Os dejo con la foto de mi lugar preferido en el mundo.Mi querido pueblo, mi verdadero hogar, Galicia…

#nostalgia #disfrutaelmomento

13408713_1035379779850271_1442901242_n(1)